Imperial

ImperialAntes de la pausa de Navidades en nuestras partidas de juegos de tablero, esta noche hemos probado dos nuevos juegos, el Gheos y el Imperial. El primero es similar al Carcassonne, y espero que algún otro de los jugadores lo comente, por que a mi no me gusto demasiado, aunque más por culpa mía, que por falta de meritos del juego. Pero de segunda partida, probamos el Imperial, un juego donde representas a un poder multinacional que invierte dinero en diferentes países de Europa, más o menos en la época de las guerras napoleónicas, ya que eliges entre Francia, Reino Unido, Rusia, Prusia, Austria-Hungría o Italia. Cuando un jugador tiene la mayor inversión en un país, dominas el gobierno de la misma, pudiendo controlar la producción tanto de fabricas como de tropas, los impuestos, y la devolución de beneficios a todo jugador que tiene dinero invertido en el país. Aunque empieza pareciendo un juego de estrategia, con dominación de territorios, ya que existen países neutrales que pueden ser conquistados, y continua con luchas entre países cuando el mapa esta completamente colonizado, en realidad, es la gestión de recursos económicos, controlando cada jugador en que país debe invertir su dinero para recibir más al final de la partida. Todo esto, por que la victoria la consigue el jugador, y no el gobierno, que tiene más dinero al final de la partida. En la partida de ayer, por ejemplo, el jugador que controlaba de inicio Rusia perdió en el final de la partida sus colonias y su territorio se vio invadido, pero aun asi, al haber sabido invertir su dinero, ocupo el segundo lugar de la partida. Al ser la primera vez, nos limitamos mucho a dominar nuestros países de inicio, y hubo pocos cambios de control de un gobierno, pero si abundantes inversiones en el extranjero.
En conclusión, un juego que puede gustar al que quiera montar guerras, invasiones y luchas militares en Europa, con un poco de alianzas políticas (fue la primera vez que dImperialos jugadores salían de la habitación a hablar fuera de posibles planes conjuntos) y conspiraciones, pero sobre todo, mucho de control económico y saber invertir dinero, incluso en el mayor enemigo del país que dominas. Asi que puede gustar a casi todos los jugadores. En cuanto nos acostumbremos a no apegarnos al país con el que empezamos, y dominemos más los factores que acaban dando la victoria las partidas serán más igualadas. Para terminar, podéis ver que visualmente también es un juego atractivo, lo que siempre ayuda a convencer a la gente para jugar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s